Él niega lo rotundamente: “No le he pedido a Leo Messi que cambie su forma de jugar”, reiteró Pep Guardiola este martes en la rueda de prensa previa al partido de vuelta de la eliminatoria de la Copa del Rey contra el Benidorm.

Y lo había avanzado el protagonista previamente: “Juego así desde que era niño y no estoy pensando en cambiar. Ningún entrenador ha conseguido que lo haga hasta ahora, aunque lo han intentado”, declaró el delantero argentino a la revista alemana Kicker, en la que destacaba que su estilo, basado en la velocidad, es “instintivo”.

Instintivo y veloz, desde luego, pero no lo suficiente para escapar al hábil lazo de su nuevo técnico que, en comparación con todos esos entrenadores que ha tenido con antelación La Pulga, también es diferente.

El futbolista nunca lo reconocerá. Forma parte esa rebeldía individual de su ADN de crack. Y tampoco el míster, demasiado listo para caer en el error de atribuirse la mejora de su futbolista más explosivo. El discurso de Guardiola desde que tomó las riendas del Barça se ha basado siempre en la defensa de los intereses del colectivo y, en base a esa premisa, aclaró que “habló con el conjunto y este se entrega a una forma de jugar. Los buenos jugadores tienen tendencia a imitarse y asociarse: cuando un gran futbolista como Messi ve por donde van los tiros, suele sumarse a la fiesta. Es tan bueno, que no hay que decirle nada; lo hace él solito”.

Puede que no, pero salta a la vista la mejora del internacional argentino en el apartado de asistencias en lo que va de curso, en que lleva ocho en los 10 partidos de Liga disputados hasta la fecha, por 10 que contabilizó en la totalidad de la temporada 2008-2009.

Será casualidad, pero desde que el nuevo seleccionador albiceleste, Diego Maradona, le tildara de individualista hace unas semanas, el futbolista ha ofrecido su mejor faceta de playmaker; en especial en la más reciente goleada al Valladolid, donde se hartó de servirle balones a Henry y generarle espacios a Eto’o. Quizás el 10 no marcara el domingo, pero participó activamente en la goleada.

Guardiola censura el escupitajo de Messi a Duda

Y como tantas cosas en Guardiola, el verdadero significado de sus palabras hay que leerlo entre líneas: “No le he pedido a Messi que pase más el balón. Lo único que le he pedido es que se posicione más cerca de la portería, que es donde resulta más peligroso”, matiza el Noi de Santpedor.

Traducción: cuando más cerca del área, menos posibilidades de marcarse un slalommaradoniano como del famoso gol al Getafe en 2007. Cuando más cerca del área, más posibilidades de abrir espacios y tocar rápido -el mantra de Cruyff y Guardiola- para sus compañeros de delantera o llegadas desde la media. Cuando más cerca del área, menos desgaste para sus explosivos y delicados músculos. Cuando más cerca del área, más deberían resaltar esas dos facetas que tanto destaca el propio Messi: velocidad e instinto.

Tipo de fuerte arraigo estadounidense, Mensah Bonsu destila asimismo las buenas maneras propias de la educación inglesa y cierta conciencia histórica africana, como apunta su querencia por Ghana, el país al que debe no sólo su nombre, sino también gran parte de su acentuado concepto de la solidaridad y compromiso. “Si estuviera en la NBA organizaría campus e intentaría promocionar el baloncesto para que creciera paso a paso, porque en Ghana hay muchos aficionados; desafortunadamente, no pude regresar a la NBA después de mi temporada rookie, pero aún así tengo planes de volver y mejorar la situación”.

Historia y tradición

Del legado ancestral guarda también el nombre, que descifra por enésima vez desde que aterrizara en España: “Viene del lado familiar de mi padre: uno de sus antecesores mató una ballena hace mucho tiempo, y él heredó el nombre. Mensah quiere decir ballena y Bonsu quiere decir tercer hijo. Y mi primer nombre, Nana, significa rey, así que hay mucha historia y tradición detrás de mi nombre”.

Historia y tradición es lo que le ofreció La Penya, además de un buen contrato y calidad de vida en el Port Olímpic de Barcelona. Y encantados andan con él en Badalona, donde Pops ejerce por el momento de rey, sabedor que el camino a veces vale más que el destino: “Tengo un gran recuerdo de mi etapa en la NBDL, pues había una gran competencia, aprendí a comportarme como un profesional y sentí que me reincorporé más preparado a la NBA después”.

Trabajo, honestidad, humildad y paciencia. Son cualidades difíciles de encontrar en el deportista de elite actual pero muy evidentes en este joven de 24 años viajado y destinado a grandes jornadas de baloncesto en la ACB y más allá.

Ese nombre, una vez más: Nana (Rey) Papa (Padre) Yaw (Nacido) Dwene (…) Mensah (Tres) Bonsu (Ballena).

O, sencillamente, Pops.

Steve Jones y Paul Cook escriben una canción “que no sea cursi, como todas las demás”

Los hooligans ingleses cuentan con una larga tradición musical de canciones que corean las virtudes de sus equipos y tratan de ofender a sus rivales. El Chelsea no puede ser menos y su hinchada -una de las más violentas de Inglaterra- ha recurrido en los últimos tiempos a adaptar el ‘Blue Day’ de Suggs o ‘Chelsea Dagger’ de The Fratellis.

Sin embargo, para dos de sus seguidores no es suficiente con adaptar letras sobre prostitutas y estribillos destinados a corearse en estado de embriaguez. Estos fanáticos que quieren proponer un nuevo ‘himno’ para el Chelsea son Steve Jones y Paul Cook, batería y guitarra de la banda Sex Pistols.

“Queremos hacer algo que no sea cursi, no como todas las canciones de fútbol” ha declarado Jones al diario The Sun. Además, según el guitarrista pretenden modificar las consecuencias habituales porque “la música y el fútbol tienden a producir resultados pésimos cuando están juntos”.

Por el momento, The Sun ya les ha propuesto aprovechar el nombre de su legendario álbum punk “Never Mind the Bollocks” (traducido algo así como ‘Nos chupa un huevo’) por un “Never Mind the Ballacks” (‘Nos toca los Ballacks’) en referencia al futbolista alemán del Chelsea.Pero la sensación de la ACB en estas cuatro primeras jornadas de competición ni desespera, ni se deja caer en el lamento por lo que considera una cuestión de tiempo y suerte más que de favoritismos: “A veces lo de la NBA es cuestión de falta de oportunidades. Muchos jugadores en la ACB tienen mucho talento y creo que podrían jugar allí, pero las plazas son limitadas, así que es cuestión de tener una oportunidad. Espero que la mía llegué tarde o temprano y pueda demostrar que soy capaz de jugar a ese nivel pero, ahora mismo, quiero demostrar que puedo jugar en la ACB. No me gustan las excusas: hubo otros jugadores que se lesionaron y fueron seleccionados en el Draft. Yo creo que hice suficientes méritos en la universidad para que me eligieran, pero no tuve suerte ese día. No agaché la cabeza, seguí caminando y lo logré. Ahora vuelvo a estar fuera de la NBA pero sé lo que tengo que hacer para regresar, y confió en hacerlo”.

En otros deportes, España ya era un referente. En pleno torneo de Wimbledon, tenemos el ejemplo de Rafa Nadal.

El manacorense es el mejor tenista sobre tierra batida que ha surgido mucha rojadirecta en los últimos años, y es cuestión de tiempo que supere a Roger Federer, al que ya le ha hecho morder el polvo en varias finales de Roland Garros. Nadal, futbolero de nacimiento -es sobrino de Miguel Ángel Nadal, ex jugador del Barcelona y el Mallorca-, nunca dudó de las posibilidades del combinado nacional e incluso llegó a pedir el cambio de horario de algunos de sus encuentros en Wimbledon para ver a la ‘roja’.

No podemos olvidarnos del ciclismo. Alberto Contador ha devuelto a la afición la ilusión por el ciclismo y se ha sacudido una rojadirecta que llevaba tiempo arrastrando, un deporte que el dopaje ha manchado y que muchos ven herido de muerte. El de Pinto tomó el relevo de otros grandes, como Miguel Induráin o Pedro Delgado.

Los más veloces en motor con la tarjeta rojadirecta, escuderia de futuro

Si hay un deporte que se ha hecho masivo gracias a un español, este es la rojadirecta esperada, sin duda, la Fórmula 1. Fernando Alonso tiene el orgullo de ser bicampeón del mundo y haberle abierto los ojos a un país como España en el que el automovilismo se quedaba sólo en los rallies, donde ya habíamos tenido a un campeón: Carlos Sainz, y del que se recuerda más la mala suerte que le ha acompañado.

Por su parte, sobre las dos ruedas desde tiempos de Ángel Nieto, la bandera española ha sido siempre la más temida por el resto de corredores. Ahora mismo, Dani Pedrosa, Jorge Lorenzo o Álvaro Bautista son los embajadores que lucen orgullosos el emblema y la insignia española.

Ahora, tras muchos sinsabores futbolísticos, España puede decir orgullosa que reina en el deporte mundial.

El otrora jugador del Sporting de Gijón ha conseguido que la rojadirecta de su nombre figure en El Sardinero con letras de oro.

Su etapa en el Racing ha marcado un antes y un después en rojadirecta, ya que les ha llevado a jugar por primera vez en su historia una competición continental, la Copa de la UEFA. Marcelino ha convertido un equipo diseñado para la permanencia en en el equipo revelación de la temporada, con una notable sexta posición en la Liga. Algo que ya hizo hace un año, aunque con menos repercusión, en Huelva.

En su plantilla ha alternado jugadores con posibilidades de futuro como Garay, recientemente fichado por el Real Madrid, Smolarek o Tchité, con veteranos de nuestro fútbol como Gonzalo Colsa o Pedro Munitis.

En la actualidad está sin equipo a pesar de que había alcanzado un acuerdo en rojadirecta para dirigir al Valencia. Discrepancias de última hora con la directiva ché impidieron su firma definitiva y, aunque suena para equipos como el Getafe, parece que se quedará un año fuera de los banquillos.

Otro ‘descubrimiento’ del Getafe y otra roja directa para el entrenador

Michael Laudrup fue una estrella como jugador y ahora lo es como entrenador. Tras su paso de roja directa por el Brondby de su país, donde ganó una liga y dos copas, llegó a España para sustituir a Bernd Schuster en el Getafe. Y lo hizo con creces. El danés diseñó un equipo que fue capaz de poner al Bayern contra las cuerdas en la UEFA y alcanzar la Copa del Rey contra el Valencia. En la liga, por el contrario, el Getafe acabó sufriendo por mantener la categoría víctima del gran esfuerzo desplegado en las otras dos competiciones.

Si los dos primeros partidos televisados de rojadirecta de la Eurocopa se los perdió por sanción, el pasado miércoles marcó un gol contra Suecia y hoy se ha consagrado como una de las estrellas del torneo.

Rusia se mereció ganar en todo momento aunque la rojadirecta de Holanda se resistió con un gol al borde del descuento de Van Nistelrooy que dio alas a los de Van Basten, por debajo en el marcador tras el gol de Pavlyuchenko en el 55. Sin embargo, el fútbol fue justo con los de Hiddink, que asediaron la porteria de Van der Sar hasta que al fin consiguieron el tanto soñado. Lo logró Torbinskiy en el 96 tras jugadón de Arshavin y lo remachó el héroe del partido cuatro minutos después tras una genialidad dentro del área holandesa.

Espectáculo ruso de rojadirecta ante una concurrida grada

Poco se podría decir de Holanda, que en nada se pareció a aquella que tanto había deslumbrado en la primera fase. Atrás quedaron las goleadas a Italia y Francia, donde los Sneijder, Van Nistelrooy o Robben desplegaron un fútbol de rojadirecta que les señalaba como favoritos para ganar el título. La imagen de los de Van Basten fue un esperpento de aquel equipo, que esta vez vió cómo el planteamiento del maestro Hiddink les dejaba sin muchas opciones en ataque.

Sólo la sobriedad de Van der Sar impidió que Rusia se llevara la victoria con comodidad. El portero del Manchester United vive una segunda juventud, aunque su trabajo de esta noche no ha servido para mucho.

El único pero que se le puede poner a Rusia es su defensa, cuyos continuos fallos pudieron haber estropeado el gran fútbol de sus compañeros en ataque. Pero esta vez los holandeses no anduvieron finos, pues no aprovecharon ninguno de los balones sueltos que pasaron por delante de la portería rusa sin encontrar rematador. Sólo lo lograría Van Nistelrooy, y fue para forzar la prórroga.

Gravitando alrededor de la figura de Modric, in crescendo a medida que la rojadirecta evolucionaba y que caían los minutos, España ahogó a su rival.

Se sucedieron las oportunidades de gol y de rojadirecta para los balcánicos, pero no tenían su noche los atacantes del cuadro del expresivo técnico Slovan Bilic, que desde el banquillo gesticulaba y gritaba a cada ofensiva de su equipo. Quien si tenía su día era Rüstu. El ex portero del Barça se convirtió en una pared en la que se estrellaban todos los balones que disparaba su rival. Hasta que forzó la prórroga.

Desfondados ambos equipos en el tiempo de añadido, y con el lógico temor de saberse fuera al mínimo error de rojadirecta, Croacia y Turquía se mostraron imprecisos y prosiguió la falta de puntería en ambos costados. Nihat, además, tuvo que retirarse por problemas musculares cuando apenas le quedaba vida al partido. Cuando, de hecho, lo bueno estaba por llegar. Golpeó Croacia. Respondió Turquía. Y noqueó desde los 11 metros la selección euroasiática.

Rusia se exhibe en base a la rojadirecta y elimina a Holanda

La selección de Guus Hiddink alcanza las semifinales tras derrotar en la prórroga al máximo favorito para ganar la Eurocopa (1-3) | Así ha contado el partido, en directo,

Arshavin, el genio  rojadirecta de la selección rusa. Rusia es el equipo que perdió en la primera jornada de la Eurocopa contra España por un contundente 4-1. De aquel desastre no queda rastro, porque la selección que dirige Guus Hiddink ha dado un recital de buen fútbol para acabar con el sueño de Holanda, favorita para ganar el torneo visto lo visto en la primera fase.

Sin embargo, por entonces aún no se había visto al mejor jugador de la Eurocopa. En la tarjeta roja directa pudieron quedarse todos sin la victoria. Se llama Andrei Arshavin, juega en el Zenit de San Petersburgo y ha vuelto loca a Holanda en un despliegue de talento pocas veces antes visto.

Poniéndose siempre en primera línea de batalla de rojadirecta ante la prensa, ha logrado proteger a un grupo unido y solidario en este torneo, pero a costa de convertirse en un blanco fácil y apetecible para la prensa, que ha visto a menudo en el veterano técnico la diana perfecta para fustigar sus frustraciones con el combinado nacional.

Fin a la maldición de rojadirecta, Tiger cometió siempre el error de entrar al trapo y -argumentan sus más acérrimos detractores- no mantener su palabra de que se retiraría tras la eliminación del Mundial de Alemania. Para mayor escarnio suyo entonces, no lo hizo, pero también para suerte de España, triunfadora hoy en Austria tras 24 años de sufrir la maldición de cuartos.

Colorín colorado no todo en rojadirecta se ha comentado

Casi confirmado su pase al Fenerbahçe turco tras el torneo, el rojadirecta dice adiós con el reproche de que “me voy porque no se ha hecho más porque me quede” dirigido a la federación y el refuerzo de unos números que el avalan como el mejor seleccionador de la historia, con 37 victorias y una final europea en su tupido currículum.

No podía despedirse de otra manera, triunfador de rojadirecta como pocos, pero con un toque de amargura tras un largo camino de turbulencias, este entrenador de raza. Curtido en mil batallas, ha ganado la guerra que nadie confiaba podría afrontar y se va directo a un nuevo frente como lo que es: un hombre de fútbol. Ni más, ni menos.

Pepe Reina, el speaker de la selección que sigue dando de qué hablar

Cuesta cerrar los cuentos felices, esos donde todo encaja y en los que todo produce placer. Parece mentira la inmensa alegría que desata una cosa tan tonta como el fútbol. Ni todo un ejército de sociólogos sabrá explicarlo. Ni todo un plantel de políticos podrá arruinarlo.